jueves, 14 de febrero de 2013

Levante vs Olympiacos (UEL 2012-13 - Dieciseisavos de Final)

                                             


Levante 3:0 Olympiacos

Levante: Navas; Pedro López, Navarro, Rodas, Juanfran; Diop, Iborra; Rios, Barkero, Ruben García; Martins

Olympiacos: Megyeri; Maniatis, Manolas, Contreras, Holebas; Modesto, Fejsa; Vlachodimos, Machado, Abdoun; Djebbour

Goles: Rios 10', Barkero 40' [p], Martins 56'

Resumen: 

Los cánticos de los mil aficionados de Olympiacos desplazados a Valencia para apoyar a su equipo parecía que podrían llevar en volandas a los chicos de Michel y que se tele-transportaran a Grecia donde son la referencia y donde prácticamente son invencibles. Pero no fue así, hoy Olympiacos mostró su peor cara o mejor dicho, mostró su cara Europea, ya le habíamos visto jugar así en Champions League y la UEFA Europa League no ha sido la pieza del cambio. Pronto la afición quedó silenciada y a nadie le quedaban fueras para empujar, la eliminatoria ha quedado prácticamente sentenciada y en el Pireo habrá que remar contracorriente para intentar cambiar el destino. 

El Olympiacos saltó al terreno de juego con la historia en contra, de doce visitas a equipos españoles nunca había logrado ganar, había caído diez veces y empatado otras dos, ambas frente al Deportivo de la Coruña (2001 y 2004) . Los visitantes empezaron con ganas, Djamel Abdoun dispuso de una ocasión al 1' y eso fue todo hasta la segunda mitad. Los griegos dominaban en el centro del campo pero el Levante llegaba con mayor claridad y además se mostraban seguros en defensa, el Olympiacos no, errores defensivos dejaban en evidencia a Balazs Megyeri una y otra vez, hasta que después de un par de avisos, el conjunto local se pondría por delante, pase medido de José Javier Barkero para que Pedro Rios se metiera en el área, rompiera a José Holebas y resolviera con frialdad. No hubo reacción, posesión estéril  esa posesión que no sirve para absolutamente nada salvo para engrosar la estadística, todo de cara a la galería. Los visitantes se empezaban a desquiciar, muchas faltas y cartulinas, los jugadores empezaban a cargarse pronto y Abdoun vio la cartulina roja antes de llegar al descanso, agarró a Pedro López y el jugador cayó dentro del área, penalti y eso significó la segunda amarilla para el extremo de Olympiacos. El penalti lo ejecutó Obafemi Martins pero el regalo lo desaprovechó ya que lanzo fuera. Se salvaban los helenos pero sin tiempo para respirar Holebas iba a cometer otro, fue una entrada clara pero lo que no fue tan claro era el lugar donde se producía, entre fuera del área y la línea, Pedro López otra vez provocó la pena máxima. Esta vez lanzó Barkero, todo un especialista, ajustó el balón al palo izquierdo y sentenció el partido. 

No cambió nada en el segundo tiempo, empezó fuerte el Levante buscando sentenciar y en los primeros cinco minutos ya habían gozado de dos ocasiones para cerrar la eliminatoria pero hubo que esperar hasta el 55', Martins se coló entre Kostas Manolas y Pablo Contreras con el balón, se coló en el área y picó el balón por encima de Megyeri, era el 3-0 y era un verdadero golazo. Con esta diferencia el equipo de JIM empezó a relajarse, en vez de matar completamente a Olympiacos se dedicaron a sestear y los helenos no pudieron aprovechar para recortar distancias y meterse de nuevo. Si en la primera mitad el centro del campo de Olympiacos funcionó ahora nada funcionaba o al menos no se vislumbraba tanto, ya que el equipo subió lineas pero ante la dejadez local. La eliminatoria se ha puesto cuesta arriba y seguramente que el porcentaje rondaría el 75-25 % de probabilidades para uno y otro.

Primer partido de Michel en competición europea y primer varapalo, además parece que el mayor reto del técnico español en Olympiacos se va a perder antes de tiempo, llegó para mejorar sobretodo la imagen del club, no lo ha conseguido hacer, todo lo contrario, si sigue después de verano cómo parece probable va a tener que cambiar el equipo de arriba a abajo y lo más importante, que el equipo tenga una filosofía de juego, que no sólo sea un álbum de jugadores. Podemos destacar otros nombres, Abdoun se marchó expulsado, quizás una de las amarillas fue rigurosa pero no sólo se borró hoy sino de la eliminatoria, era el jugador que podía aportar algo distinto pero no lo hizo. Panagiotis Vlachodimos no aprovechó la oportunidad, no desbordó en ninguna ocasión, Djebbour muy flojo, sin acompañamiento quiso hacer la guerra por su parte y no le salió, tanto Holebas cómo Yiannis Maniatis rindieron a un nivel muy por debajo de lo esperado y la pareja Manolas-Contreras fue un horror. También suspenden pero con mejor nota jugadores cómo Paulo Machado gracias a sus lanzamientos a balón parado y Ljubomir Fejsa que aportó equilibrio en el centro del campo. 

Ahora el equipo queda muy tocado, llegará a Grecia y volverá a ganar pero la sensaciones que ha dejado son vergonzosas, es el equipo que representa a un país, un lugar que hoy está algo más tocado en lo que a fútbol se refiere por el bochornoso espectáculo de Olympiacos .

No hay comentarios:

Publicar un comentario