sábado, 16 de marzo de 2013

Mi defendido Katidis

Escribo estas líneas para ustedes, tribunal, jueces y verdugos, escribo por mi defendido Giorgos Katidis, nacido hace 20 años en Salónica. Él tiene algo que para algunos es una virtud y desean obtenerla por todos los medios, es la juventud, una fase de la vida en la que uno puede cometer actos torpes, desordenados, violentos y que echando la vista atrás carecen de lógica. Cuántos de ustedes habrán realizado actos "parecidos" y nadie se ha lanzado sobre vuestro cuello, esperando absorber toda la sangre posible cómo avidos vampiros. No pasamos página señores y señoritas, porque no olvidamos, porque en todo vemos una manchita negra, nuestros dogmas, nuestros prejuicios nos impiden ver más allá. Un jugador marca un gol y lleno de júbilo, de felicidad, con la explosión característica de haber marcado en un momento crucial, celebra el tanto, cada uno tiene su manera de explotar y mi defendido alzó el brazo derecho hacia la grada donde los hinchas estaban locos de alegría, empujándose unos a otros, gritándose  abrazándose  quien sabe si hubo un beso furtivo entre compañeros de grada. Quien no ha competido jamás, quien no ha sentido una camiseta adherida en la piel y en el corazón, no puede entender tales actos.



¿ Porque se condena el gesto de Katidis ? ¿ Se condenaría igual si hubiera levantado el puño izquierdo ? Ya respondo desde aquí, querido tribunal, no se le hubiera dado importancia a tal gesto. La historia la escriben los vencedores y algunos arrastran traumas que impiden un pensamiento más abierto. ¿ Es nazi mi defendido ? Bien, yo me hago otra pregunta ¿ Tiene importancia eso ? , que cada uno celebre su gol como quiera, si el Bad Boy de Salónica, quiere alzar el brazo que lo haga, ya tendrá un " ángel de la guarda " para recomendarle que no lo haga, que su ideología se la guarde para cuándo esté entre amigos, en la grada o en casa. No crucifiquemos al 8 de AEK, porque en algún momento, echará la vista atrás y se dará cuenta de sus actos y no hay mayor castigo que no poder borrar hechos pasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario