lunes, 10 de diciembre de 2012

Jornada 14 (SL 2012-13) : Resultados

Kerkira - PAS Giannina 0-2 (48' Andi Lila, 63' Tomas De Vincenti) [ El fin del mundo se dejó ver por la Isla de Corfú, fuerte viento, tormenta y mucha lluvia. un diluvio autenticamente apocalíptico retrasó el comienzo del partido cerca de 23', el césped era una piscina pero al colegiado le pareció bien jugar en él, total, él no iba a tocar la pelota y los que iban a sufrir eran los jugadores. El choque comenzó aunque nada auguraba un buen futuro, al 26' el partido se detenía por la fuerte lluvia que tras respetar el comienzo volvió a aparecer para no dejar jugar. Jugadores, técnicos, arbitro y asistentes de nuevo al túnel de vestuarios a esperar a que el temporal parase y los hinchas mientras esperaban en la grada protegidos por paraguas. Entre esos hinchas había unos cuantos aficionados del PAS que en un ejercicio de valentía decidieron coger el barco y presentarse en el estadio en un día que invitaba a quedarse en casa tomando un buen chocolate caliente. Los rumores señalaban que el partido se suspendería pero el colegiado quería que acabara lo que ya había comenzado y tras esperar un tiempo prudencial, los dos equipos volvieron al terreno de juego. No hubo fútbol, las únicas opciones para jugar eran los balones largos y los disparos lejanos, quien se atreviera a jugar el balón a ras de suelo era un héroe. A medida que pasaban los minutos parecía que lo mas sensato era haber suspendido el partido y que se hubiera jugado al día siguiente pero realmente nadie podía prometer que la historia no se repitiera. Andi Lila se alió con los elementos para marcar el primer gol del partido, disparó y el balón gracias al viento fue perdiendo velocidad para acabar superando por encima a Nikos Anastasopoulos. El partido continuaba y el capitán de PAS, Anastasios Pantos era expulsado por doble amarilla, en medio de la lluvia tocó el balón con la mano, parece que no quiso pero muchas veces un gesto automático suele traicionar. Parecía que los visitantes iban a sufrir y que se les escaparía la victoria en el inundado campo del Kerkira, pero los locales dispusieron poco, no se acostumbraron al temporal y no hicieron daño en ningún momento, Diego León probó suerte y eso fue lo poco que hizo el equipo de Akis Mantzios en el partido, un disparo que acabó en el lateral de la red. Jugada caótica dentro del área de Kerkira, Tomás de Vincenti desde el suelo sacaba el balón para Emiljano Vila, el albanés intentó regatear pero el barro le frenó la intención, sacó una especie de disparo que con mucha suerte llegó a Fotis Georgiou que comenzó a luchar en el área pequeña con los defensas y con Anastasopoulos para rematar a puerta, el balón no se movía debido al barro y apareció la brújula de PAS para marcar gol, De Vincenti entró con todo para sentenciar el partido. A partir del gol no hubo mas historia, se jugó hasta el final sin nuevas interrupciones y el duelo se lo llevó un PAS que toca puestos europeos, uno de los equipos afectados por el tema de las licencias a principios de temporada pero que se ha logrado reponer confiando en gente joven y eligiendo bien sus cartas, supliendo las bajas con jugadores de un nivel muy parecido que están logrando que tras 14 jornadas el equipo sea una de las revelaciones del campeonato. Por otra parte, el Kerkira está en caída libre, tras hacer un arranque regular y remontar el vuelo ahora es turno para los malos resultados, 
quien escribe estas lineas dio al equipo como principal candidato a descender a Football league, de momento ya toca el descenso. Su entrenador Mantzios estaba muy cabreado tras el partido por la decisión que tomó el arbitro, para él no se debería de haber disputado el encuentro ya que las condiciones no eran apropiadas y no se respetaba a los verdaderos protagonistas. Tiene razón pero las causas de la derrota y de los malos resultados que Kerkira acumula semana tras semana no son fruto de la lluvia y el viento ] .

PAOK - Levadiakos 1-0 (69' Alves Lino) [ Le tocaba recibir visita a PAOK, esta semana ha sido muy productiva en rumorología y tras las declaraciones de Giorgos Donis tras el partido, ya se pasa de rumor a algo tangible " No me gusta lo que veo " , palabras del jefe, el invierno llegará con refuerzos a Salónica. El Levadiakos llegaba tras encadenar cuatro victorias consecutivas, habían logrado salir del agujero del descenso y se habían asentado en mitad de tabla, hoy contaban con la baja de Stefano Napoleoni, pero la derrota no fue por ello. Empezó tocando el balón PAOK pero quien llegaba arriba eran los visitantes, dos llegadas y un remate muy blando de Rogério. Ese fue el punto donde los locales reaccionaron, Lino comenzó a erigirse cómo el hombre de la tarde, no era reclamado en defensa y por lo tanto podía prodigarse subiendo la banda una y otra vez. Sacó un centro Lino y Giorgos Fotakis rozó el balón, estiró su pie pero no dio sentido a la pelota, otro centro del brasileño y Fotakis salvó el esférico de salir por linea de fondo, continuó la jugada para un pase de la muerte y la defensa consiguió despejar. Al 30' la posesión marcaba 60-40% , Levadiakos inactivo en ataque y serios en defensa, aguantaban las intermitentes acometidas de PAOKy se mantuvieron así hasta que llegó el descanso. El segundo tiempo continuó con el mismo guión aunque Jackson Mendy arrojó un pequeño rayo de esperanza cuándo cabeceó un balón y Fotakis tuvo que salvarlo bajo palos, un pequeño susto que no llegaría a más. El 3 de PAOK iba a hacer el único gol del partido de libre directo, muy cerca de la frontal. El de Sao Paulo tiene un chut bastante bueno, su pie izquierdo es de lo mejor del equipo y lo sacó a relucir para hacer justicia en el marcador, disparó y Dimitrios Kyriakidis tocó el balón con la mano o el antebrazo pero el tiro llevaba fuerza y se acabó colando en la portería. Sin casi tiempo para reaccionar Fotakis gozó de una gran ocasión para haber sentenciado el partido pero el intento acabó muy cruzado y lejos de entrar. Los últimos 15' fueron propicios para que Levadiakos igualara pero no lo consiguió, Rogério empezó a intervenir más aunque estaba algo solo, hoy los hombres de arriba no funcionaron y Mauro Poy que era quien podría haber aportado otra cosa ya estaba en el banquillo. PAOK ganó con claridad, merecían los 3 puntos pero acabaron con el susto en el cuerpo y Levadiakos no hizo buen partido, le faltó alegría y que hubiera mas "conjunto", una derrota que no les tiene que hundir, están haciendo una buena temporada y perder en el Toumba era una de las cosas que estaban apuntadas como posibles en el calendario. A destacar también el debut de Dimitrios Popovic con PAOK, extremo izquierdo nacido en Alemania, internacional U17 con Grecia y de origen serbio, que al tocar su primer balón intentó entrar en el área con mucho desparpajo ] .



Atromitos - OFI 3-2 (12' Giannis Skondras, 63' Anastasios Karamanos, 89' Luiz Brito - 21' Alexandros Perogamvrakis, 87' Vasilis Koutsianikoulis) [ Partido lleno de goles, con emoción y con dudas, las dudas que sigue generando Atromitos, un conjunto al que le cuesta sangre y sudor ganar un partido, en esta ocasión lo tenía muy de cara y se le acabó complicando. En el otro lado de la baraja está OFI un club al que ya empiezan a llegar malos resultados tras un buen arranque. Tardó muy poco el equipo local a un flojo Stefanos Gounaridis y también muy poco tiempo transcurrió para que Atromitos se pusiera por delante. Pase de Elini Dimoutsos desde lejos para que Giannis Skondras percutiera como un puñal por la banda, parase el balón con el pecho y batiera al guardameta de OFI, pase medido y definición perfecta. 
Los visitantes tras el gol comenzaron a estirarse, a intentar llegar arriba, a ser menos imprecisos en lineas generales y cuándo mejor estaban consiguieron empatar el partido. Andreas  Labropoulos se sacó un pase del sombrero y Alexandros Perogamvrakis que está en plena racha goleadora ( 2 goles en 2 partidos consecutivos ) optó por lo fácil, sin complicarse, cuándo estaba el balón en el punto exacto disparó sin pensarlo y batió a Charles Itandje. El gol fue fruto del bueno de OFI y de una pequeña pájara de Atromitos. El equipo dirigido por Dusan Bajevic se recuperó del golpe, volvió a tener posesión aunque le faltaba la frescura del arranque del partido, los minutos pasaban y todo seguía igual, en el 36' Sokratis Fytanidis tuvo el gol en su cabeza pero Panos Kourdakis estaba delante que sin querer sacó el gol, hubo tiempo para pedir penalti de Manolis Moniakis por mano ( la repetición muestra que la tenía pegada al cuerpo ) . Empezó el segundo tiempo y sobre el ambiente planeaba la duda de que es lo que sucedía, cómo Atromitos siendo tan superior en el partido no estaba ganando y además se permitía el lujo de dar vida al rival. Pasaba la hora de partido cuándo Atromitos contestó a su hinchada con un gol, Brito probó fortuna con un disparo lejano que Gounaridis rechazó y eso permitió que Anastasios Karamanos pudiera marcar a placer, nuevo error del portero y nuevo gol local. Las cosas estaban donde deberían estar, la lluvia comenzaba a ser mas fuerte, a ganar presencia en el partido y olía a trampa. La única manera en la que OFI podía hacer daño era con una jugada aislada y esa situación se produjo en el 87', pase desde la defensa al más alto, Athanasios Papazoglou con su 1,96 prolongó el balón con la cabeza y le cayó a Vasilios Koutsianikoulis, si su compañero en el anterior gol no quiso complicarse la vida, el de Larisa iba a demostrar su talento, corrió un poquito por delante de los defensas y picó el balón por encima de Itandje, se hizo el silencio en la grada pero por poco tiempo. El autor del gol tirado en el suelo, Atromitos siguió jugando el balón, el colegiado no pitó para que el partido se detuviera y así poder asistir al lesionado, centro de Skondras por la derecha en una de sus múltiples cabalgadas por banda, la defensa de OFI fue un flan, Brito agarró el balón y se le escapó unos metros, Gounaridis dudó y el brasileño le ganó la partida, alcanzó la pelota y consiguió marcar a portería vacía. Los locales explotaban de alegría y los visitantes explotaban de rabia, se quejaban con amargura, pedían que la jugada fuera invalidada, pedían caridad, Fair Play y el arbitro hizo caso omiso, pero actuó, si, actuó, que se lo digan a Moniakis que fue expulsado por doble amarilla. El Atromitos conseguía los 3 puntos gracias a una picardia, a la justicia divina o a una torpeza del rival, depende del punto de vista de cada uno, lo que es seguro es que Nikos Anastopoulos habló en rueda de prensa de la poca limpieza de Atromitos y que sus chicos no hacen teatro ni se caen solos. Habrá lio, no hay que olvidar que la pasada jornada el equipo de Bajevic empataba frente a Aris gracias a un control con la mano de Skondras, dos semanas y dos jugadas que cambian el partido, la sombra de la sospecha planea sobre Atenas pero se acabará diluyendo cómo las gotas de agua que cayeron sobre el césped del Peristeri ] .

Platanias - Veria 0-0  [ Único partido sin goles de la jornada pero no por ello un duelo descafeinado. Ambos equipos se reencontraban tras haber luchado en la Football League, era el momento de rendir cuentas, de cerrar viejas heridas y de abrir nuevas, ya que Veria llegaba a Chania cómo colista y el equipo del trébol rojo en mitad de tabla contando con opciones de acercarse a europa si se alzaba con la victoria.
El partido comenzó con un Veria tocando el balón muy lejos de la zona de peligro, movía la pelota en la cómoda zona de defensa, sin inquietar mientras que Platanias cada vez que se adueñaba de la posesión conseguía llegar con facilidad arriba, fluidez y velocidad, armas de las que no disponían los visitantes. En menos de media hora Jonathan López ya había realizado al menos tres paradas de gran valor que salvaban a su equipo y también una posible mano de Cyril Kali dentro del área que el colegiado no vio, tras ver la repetición parece que era totalmente involuntaria. El Veria en el primer tiempo sólo gozó de una jugada de peligro, Kenan Bargan tenia todo a favor para marcar pero no vio que Giannis Potouridis llegaba con la intención de impedirlo, se le echó encima el defensor y así se perdió una gran ocasión para los visitantes que se podían haber puesto por delante. Se llegó al descanso cuándo el partido se ponía tenso, el árbitro añadió 2' pero no se jugó nada, algunos jugadores comenzaban a estar nerviosos, el marcados señalaba un empate a nada y en posesión Platanias sumaba 59 por 41 del rival. Parecía que los locales se llevarían el partido en el segundo tiempo ya que no pudieron hacerlo en el primero, sólo debían de tener cuidado con las contras de Veria, ya que en algunas ocasiones defendieron con dos o tres hombres y por ahí podrían tener problemas. Arrancó el segundo tiempo y Veria salió con otra mentalidad, mas ofensivos pero pronto ese arranque iba a quedar en nada ya que volvieron a seguir los pasos de la primera mitad. La posesión volvió a subir a favor de Platanias, hubo un intercambio de golpes en el área, caída en un lado, caída en el otro y Petros Kanakoudis iba a hacer un penalti clarísimo para silenciar el Perivolia. Kanakoudis cazó por detrás a Ilias Iannou cuándo encaraba a Fotis Kipouros, ocasión manifiesta de gol por lo tanto roja directa. Todo se ponía de cara para Veria, quedaba poco tiempo, uno hombre más y penalti a favor, pero Ioannou iba a errar la pena máxima, disparó y el guardarredes griego despejó a córner el lanzamiento. El dominio visitante a partir de ahí fue fugaz porque Platanias volvió a hacerse con el control del partido hasta el final y al 89' Shikoze Udoji estaría a punto de marcar tras un intento de vaselina con previo control de la mano. Platanias fue superior durante todo el partido y quizás se mereció los tres puntos pero no pudo ante un correoso rival que se jugaba la vida, cada punto ahora tiene un valor doble y todos venden cara su piel, al final tablas y la lucha queda abierta para el partido de vuelta ] .

Skoda Xanthi - Panionios 4-0 (31' Nicolas Marin, 38' Dimitris Goutas, 41', 80' Benjamin Onwuachi) [ Tras dos meses de retiro "espiritual" el hijo pródigo ha vuelto, abandonó al equipo porque consideraba que no podría salvarlo y ahora vuelve con la obligación de que el club no descienda, el amor por el Skoda Xanthi ha hecho que le reciban con los brazos abiertos y además no hay mejor regalo que una gran victoria con goleada incluida ante un rival que está haciendo una muy buena temporada y se codea con la zona noble de la clasificación. Un partido que mas que un titular dejó varios nombres, el primero de ellos Benjamin Onwuachi, el delantero centro nigeriano marcó dos dianas y ya suma cuatro esta temporada y es el segundo partido consecutivo que consigue marcar, parece que está haciendo olvidar a Markos Markovski, que hoy se sentó en el banquillo. Otro nombre es el del canterano Dimitrios Goutas, gracias a su 1,89 logró marcar con la cabeza, haciendo así su primer gol con los mayores, central de 18 años con un gran camino por recorrer que se ha hecho hueco gracias a las lesiones de sus compañeros. En el bando de Panionios dos nombres, el del portero Nikos Giannakopoulos, que en cinco partidos casi ha recibido tantos goles ( 8 ) que Kostas Peristeridis en nueve ( 10 ), puede que la titularidad del portero cedido por Udinese necesite ser evaluada por un Dimitrios Eleftheropoulos que está viendo cómo en las últimas tres jornadas casi ha perdido todo lo ganado en las once anteriores, su puesto no corre peligro y una de las cosas que ha hecho tras la derrota ha sido dar el día libre a sus chicos, sabe que es una plantilla muy joven que no está acostumbrada a aguantar la presión y que deben de relajarse para volver a encontrar el camino, ese camino al que Skoda Xanthi parece que ha vuelto con Ouzounidis. Del partido no nos podemos olvidar que hubo un par de errores defensivos de Panionios y un gol anulado a Christos Aravidis por claro fuera de juego, los locales fueron mejores durante los 90' y se merecieron la victoria y los tres puntos, unos puntos que sirven para escapar de la sombra del abismo ] .

Asteras Tripolis - Aris 1-1 (78' Michalis Giannitsis [pp] - 23' Giannis Gianniotas [p.]) [ Primer partido de Lucas Alcaraz al frente del Aris, en una semana ha tenido tiempo para realizar alguna doble sesión y para ir conociendo a la plantilla, no sorprendió con el XI, además estaba condicionado por las bajas, donde si se notó su mano fue en el sistema táctico, el equipo de Salónica salió con un 4-2-3-1 abandonando así el 4-3-3 de jornadas anteriores. En el bando de Asteras era necesaria una victoria ya que tras el empate en Pigadia había perdido comba y necesitaba mantenerse cerca del PAOK, además recortar distancias con el líder es fundamental para encarar el posible playoff europeo con mayores opciones de conseguir objetivos y alcanzar metas. Fue un primer tiempo con bastante ritmo, muy entretenido donde los dos equipos llegaba a la portería rival y lo hacían con opciones reales de marcar gol. Kostas Kaznaferis avisó en el 7' con un remate al que no consiguió darle dirección, contestó Ruben Rayos con su pierna izquierda y su intento acabó marchándose muy cruzado, Giorgos Margaritis cometería mano y a juicio de cada uno queda si voluntaria o involuntaria, el arbitro fue de la segunda opción Giannis Gianniotas tuvo su ocasión para marcar pero Savvas Tsambouris se cruzó y también Ximo Navarro probó fortuna, el partido con un ritmo endiablado y todavía sin goles, eso iba a cambiar cuándo el capitán Tsambouris cometió penalti sobre Gianniotas, en directo si lo fue pero tras ver la repetición arroja muchas dudas, parece que el extremo se deja caer. El propio jugador se encargó de ejecutar el penalti, lo tiró al medio y Márton Fülöp consiguió tocarlo pero no detenerlo. Asteras fue bajando el ritmo hasta llegar al descanso y Aris fue desapareciendo, Sokratis Dioudis que jugaba por el lesionado Markos Vellidis mostró sus reflejos impidiendo que las jugadas de los locales dentro del área pudieran tener un final feliz. Parecía que los cambios de Sakis Tsiolis al empezar el segundo tiempo eran para activar al equipo pero la verdad es que no aportaron mucho, el equipo de la estrella no acababa de ir a por el empate y cada minuto que pasaba era en beneficio de los visitantes, una jugada con mucha fortuna pondría las tablas en el luminoso. Christos Kalantzis desde la banda izquierda hizo un centro y el balón golpeó en Michalis Giannitsis lo que hizo que Dioudis se despistase y la pelota acabara dentro, golpe de fortuna para Asteras y palo para Aris. Fue a partir del empate cuando los locales empezaron a ir a por el partido, consiguieron encerrar al conjunto de Alcaraz y cada ataque era una jugada de peligro, en una de ellas Dioudis derribó a Hegon dentro del área y el trencilla no lo dudó, penalti. El jugador brasileño cogió el balón y realizó un disparo que dejó mucho que desear, prácticamente marcó el disparo y el portero nacido en Trikala despejó el lanzamiento. El partido iba a acabar con el Asteras empujando pero sin poder marcar el tanto de la victoria, además Dimitrios Kourbelis iba a ser expulsado por doble amarilla. El Aris consiguió un punto que le deja fuera del descenso, hizo un primer tiempo bueno y una segunda mitad donde no buscó el gol y pareció buscar que el partido acabara con 0-1 por lo tanto sacrificando el ataque en beneficio de la defensa. Segundo empate de los chicos de Sakis Tsiolis que hace poco aseguraban la tercera plaza y ahora parece que peligra ] .

Panathinaikos - Olympiacos 2-2 (17' Charalampos Mavrias, 66' José Toché - 21',32' Rafik Djebbour) [ Se encienden los focos, por primera vez en la temporada mucha gente se asoma al fútbol griego, algunos con interés y algunos lo hacen como listillos ( esos que no ven nunca un partido de Grecia y dicen saber de ella ), 22 hombres al césped , la lluvia cayendo sobre Atenas, camisetas verdes a un lado y blanquirrojas al otro, los flashes deslumbran los rostros de los jugadores, Juan Ramón Rocha esconde su mirada debajo de la gorra, Leonardo Jardim a cabeza descubierta pero con una cazadora que casi le tapa la boca, todos callados porque Yiannis Alafouzos ya se encargó de calentar el partido desde la semana pasada, habló de árbitros  habló de la creación de una nueva liga, de desencanto y cuando el mar estaba agitado pidió calma, sacó un comunicado ( son gratis ) y pidió a los hinchas que fueran civilizados, que se portaran bien, con la economia tan maltrecha no están para tirar el dinero en multas, mesura, tranquilidad. Desde el otro lado Vangelis Marinakis el mandamás de Olympiacos también había sacado un comunicado ( aprovechemos que no cuesta nada ) apuntando directamente a Alafouzos, " si hay algún incidente, Tú eres el responsable " . Pónganse cómodos en la silla y cojan aire, no pretendo que esto sea una crónica al uso, una de esas crónicas con las que los listillos empapelarán sus blogs de fútbol internacional, no amigos no. Quiso el destino que fuera un 14 de Febrero de 1960 la primera vez que los dos eternos rivales se vieran las caras, se cruzasen las miradas y se jurasen odio eterno. Nunca ha habido un gesto de amor, un gesto desinteresado, que se lo digan a Makis Efthimiadis, el colegiado que arbitró el derby en 2002, el partido acabó con 1-1 y se pasó todo el partido encarándose a los jugadores, molestando al público con decisiones que favorecían a Olympiacos y todo explotó cuando en el 89' pitaba penalti de Pantelis Konstantinidis y Predrag Djorjevic lo ejecutaba para poner el empate final. Los jugadores de PAO se volvieron locos fueron directos a por Efthimiadis, el fondo que abarrotaba el Leoforos Alexandras comenzó a gritar, era ensordecedor el ambiente, cuándo todos protestaban una bengala verde cayó al césped, en las caras de la afición había sed de sangre, en sus ojos había un brillo especial. El colegiado ajeno a lo que sucedería poco después reía irónicamente y se permitía el lujo de dar una pequeña torta a Nikos Goumas. El resto es historia, los aficionados saltaron al terreno de juego, lluvia de golpes sobre el colegiado, corrió la sangre, los antidisturbios lo escoltaban como podían pero había muchos puños con ganas de juega, el túnel de vestuarios fue tomado por los aficionados, algunos arrojaron paraguas, querían la cabeza de Efthimiadis, por eso, pregúntenle a este hombre si existe el amor entre estos dos equipos, si este partido es sólo un derby más de los que alimentan las pasiones en el fútbol de todo el mundo. Este partido es especial, la pasión con la que se vive es diferente a todo, no sólo por parte de la hinchada sino también por los jugadores, parece que en juego no está sólo el fútbol, está también los sueños y los anhelos de cada uno, pasar a la historia cómo héroe o como villano. El partido que nos ocupa quizás estuvo falto de alma, de tensión, de guerra, de sangre pero futbolisticamente fue entretenido, con un ritmo vertiginoso, con opciones para ambos equipos, en el que nadie perdió. Panathinaikos empezó golpeando gracias a una salida demoledora donde devoró a Olympiacos, Charalampos Mavrias aprovechó un centro de Nikos Spyropoulos que se paseó por todo el área, el pase llevaba el nombre de Mavrias porque lo empalmó según le llegaba y abrió el marcador con una certera volea. Poco duró la ilusión porque la conexión argelina de Olympiacos hizo una travesura  jugada de Djamel Abdoun con pase de la muerte incluido y Rafik Djebbour puso el 1-1. El partido empatado, los locales que bajaban el ritmo y aumentaban los nervios, posesión abrumadora de 57-43, cuántos equipos de la Super League sueñan con ello ante la maquina del Pireo. La posesión no sirvió de mucho puesto que Djebbour hizo el 1-2 tras rematar de cabeza un córner botado por David Fuster. Panathinaikos estaba jugando bien, quizás su mejor partido de la temporada pero en defensa fallaba, dos errores y dos goles, tocaría remontar tras empezar ganando. Probó Lazaros Christodoulopoulos un par de veces a Roy Carroll antes de que José Toché hiciera el empate, fallo de José Holebas en defensa y Mavrias por la banda derecha sacó un pase que Toché sólo tuvo que empujar. El partido estuvo detenido pero no fue por culpa de incidentes, sino que hubo una bajada de tensión y el colegiado decidió que era mejor esperar, fueron 2' que no afectaron demasiado al desarrollo del partido. No hubo jugadas polémicas, no hubo una voz mas alta que otra y no hubo patadas fuera de lugar. Había poco más de 30.000 aficionados en el Estadio Olímpico de Atenas pero faltaba algo, faltaba el campo de la Avenida Alexandras y faltaba la tensión que un partido así merece. El empate dejó contentos a los dos, a los locales porque les acerca a europa y porque la imagen que han mostrado es realmente muy buena, merecieron ganar y tuvieron dominado al mejor equipo de Grecia cuándo nadie parecía que lo podía hacer, demostraron que en Olympiacos son humanos y que apretándoles pueden fallar. Los visitantes pueden estar felices porque pudieron irse de vacío y sacaron un empate para seguir imbatidos esta temporada. Lo que le faltó al partido se encargó de ponerlo Savvas Theodoridis vicepresidente de Olympiacos diciendo que Alafouzos debería de dejar de tirar barro en todas las direcciones y que el presidente de PAO ve fantasmas en el arbitraje cuándo no los hay y el director de comunicaciones de Olympiacos Kostas Karapapas dijo que la hospitalidad en el OAKA fue inaceptable. Para acabar hay que decir que el presidente de PAO Alafouzos también habló tras el partido, diciendo que son los ganadores morales del derby y que no entiende cómo los árbitros implicados en arreglos de partidos puedan seguir arbitrando. Nunca decepciona a nadie, siempre sabe donde tirarla ] .

Panthrakikos - AEK 1-0 (61' Marama Vahirua) [ Los locales están en racha, han dejado de ser el patito feo de la Super League y gracias a la garra y al compañerismo van dando pasos que poco a poco les acercan mas al objetivo de la salvación, el equipo ya tenía esas armas cuándo Savvas Pantelidis estaba al frente pero con Pavlos Dermitzakis han empezado a llegar los resultados, a traducir el coraje en puntos. Hoy lo tenían complicado ante un AEK que está en depresión esta temporada, juega bien al fútbol cómo siempre decimos pero no consigue ver materializarse ese buen juego en puntos, se le escapan partidos asequibles y su futuro cada vez es mas negro, tanto deportivo como económico. Gran ambiente en el estadio de Komotini, los locales salieron a morder, enardecidos por sus dos estandartes esta temporada, Marama Vahirua pone las ideas y Dimitrios Papadopoulos es quien convierte en oro todo lo que toca, algo semejante a lo que le ocurría al rey Midas (Μίδας), lo que hace el cartero Papadopoulos es acariciar el balón y que todos sus disparos lleven peligro, hoy no marcó pero si que lo mereció. Hubo 20'  muy igualados en los que Deniz Baykara iba a cometer mano dentro del área pero totalmente involuntaria y donde Panthrakikos ponía las ocasiones haciendo que AEK fuera por momentos un espejismo. Para hacernos una idea del partido de AEK basta decir que tuvieron que pasar 36' para ver un disparo a puerta del conjunto de Ewald Lienen, fue Taxiarchis Fountas quien lo hizo, un disparo desde fuera del área que acabó en córner. La primera parte acabó con tres remates de Papadopoulos y en los que Dimitrios Konstantopoulos se disfrazó de super hombre para evitar los goles. El segundo tiempo fue igual que el primero, quizás llegando sin tanto peligro Panthrakikos pero marcando la pauta del encuentro. Michalis Pavlis fingió una caída en el área rival pero el colegiado no picó, exageró su piscinazo. Roger Guerreiro dejó patente su calidad con una precisa jugada al 60'  ( recomendada verla en el resumen adjunto ) y sólo un minuto después, Marama Vahirua iba a marcar el único gol del partido, su segundo consecutivo ( vs OFI de penalti ) . Centro desde la izquierda de Giannis Christou para un Papadopoulos algo adelantado que remató en plancha, despejó Dimi y Vahirua iba a llegar ante la pasividad de los defensas para marcar, el central Giorgos Koutroubis fue una estatua, parecía que el propio Midas le había tocado y convertido en oro. A pesar de que había cerca de media hora por delante para que los visitantes pudieran empatar el partido no lo iban a conseguir, en ningún momento y a pesar de los cambios demostraron que se podían meter en el partido, no hubo ninguna jugada aislada, no hubo una bonita jugada de toque, un disparo peligroso, no hubo nada y AEK acabó perdiendo un encuentro en el que nunca fue alguien. El resultado deja a Panthrakikos en mitad de tabla y muy tranquilos, el AEK colista y muy nerviosos, Lienen habló tras el final del partido, dijo que nunca había visto un arbitraje así en su carrera, que el colegiado les perjudicó con un penalti no señalado y que era imposible jugar en el estadio de Komotini debido al mal estado del césped. No es el momento de buscar excusas, la obligación de AEK es ganar si o si ] .

No hay comentarios:

Publicar un comentario