miércoles, 5 de diciembre de 2012

La Verdad del Fútbol - Moral Vs Excesos.

Cómo esposa de un jugador de fútbol no es nada agradable hablar de esto pero me veo con la obligación de tocar este tema porque desgraciadamente es algo que acompaña al futbolista de por vida.La imagen de fiesteros y mujeriegos es algo que forma parte de la imagen externa de ellos , y ¿por qué? ¿es mala fama ? ¿un cartel que se les pone? o realmente el jugador de fútbol posee ese tipo de características innatas en ellos desde que se consagran como jugadores de fútbol.



Os contare mi perspectiva como mujer de ... y lo que he podido comprobar al estar inmersa en este mundo desde pequeña, tengo que decir que hay excepciones como todo en esta vida , generalmente en el gremio de jugadores brasileños (evangelistas) con una idea firme de lo que quieren y de lo que deben respetar.

Desgraciadamente es cierto, los futbolistas aparte de cumplir sus respectivos entrenamientos, partidos y concentraciones, también cumplen otras ¨actividades extraescolares¨por así decirlo..
La fama el dinero y el convertirse en figuras públicas en ocasiones hace que los jugadores de fútbol pierdan el norte y sean protagonistas de escandalosas indisciplinas fuera del terreno de juego que no sólo les cuestan multas económicas , sino que además afectan al grupo y muchas veces  quiebran su vida personal. El gran interés en ocupar las zonas Vips de las discotecas con más nombre de la ciudad, estar rodeados  de ´´mujeres ´´ y ser el personaje más deseado de la noche tán sólo porque juega en ... convierte al fútbolista en un personaje polifacético que no sólo  tiene que rendir cada fin de semana en el campo,sino que  los ´´ jueves ¨ también son días de máximo rendimiento.

Muchos jugadores de fútbol han sido protagonistas de numerosos escarceos con mujeres , pillados en actitudes lamentables , en fiestas privadas totalmente ebrios o abucheados en partidos por ser el pichichi de la noche. Realmente no dejan de ser personas, si, pero tampoco dejan de ser personajes públicos, deportistas , con una corta vida a nivel laboral , y personas que deben dar ejemplo porque no sólo salen en la televisión o en los periódicos, sino que un futbolista  emociona y genera sentimientos , por ello hay que cuidar la imagen.

Cuándo ya se producen estos excesos , transforman lo que debería ser un tiempo de ocio sano y saludable en un momento de descontrol , ingiriendo alcohol, y descuidando los tiempos de descanso antes de un partido , por no hablar de los casos de conducción ilegal de muchos de sus coches deportivos  infringiendo los límites de velocidad ante la despreocupación de pagar multas de tráfico que al final tan sólo les supone desprenderse de una cantidad insignificante de dinero para ellos. ¿Dónde está la moralidad aquí? Al final todos estos puntos contribuyen a la constante crítica de la que son un objeto, agrandando cada vez más la imagen negativa de un futbolista, contribuyendo a la mala fama que muchos de ellos tienen.Esto es algo que está a la orden del día en el fútbol, sólo con echar un vistazo a las webs que publican informaciones relacionadas con estos deportistas de élite, más cerca de la prensa del corazón que del propio deporte (lamentable).

Siempre pensé que una mujer de futbolista tiene que ser muy INTELIGENTE. Para nosotras debe ser difícil encontrarnos con estas situaciones, compartir una vida con alguien que comete excesos en muchos aspectos y no sabe cuál es el límite realmente es triste. ¿Cómo se puede llegar a sentir una esposa de un jugador de fútbol cuando ve una fotografía de su marido en una actitud comprometida en una web o le pilla un SMS de una¨ mujer´´? Dos caminos , o te resignas y valoras otras cosas , o esperas tu momento y actuas. Personalmente creo que no podría compartir la vida con alguien que esta en las nubes y vive de la  continua  tontería porque al fin y al cabo este mundo , el mundo de los excesos, de las fiesta y de las mujeres contempla la cara más surrealista del fútbol, la gran mentira.

Es vital que los jugadores de fútbol miren por su carrera profesional, que se centren en lo deportivo, en su mujer y en su familia. Este es el equilibrio de un jugador de fútbol, y el equilibrio de cualquier persona. Estos excesos tarde o temprano terminan siendo la tumba de estos futbolistas.

Y como siempre se ha dicho ¨dueño de la moral es quien en nada se excede.¨´

No hay comentarios:

Publicar un comentario