jueves, 6 de diciembre de 2012

Tottenham vs Panathinaikos (UEL 2012/13 - Fase de grupos - Jornada 6)

                                             


Tottenham : Panathinaikos

Tottenham: Friedel; Walker, Caulker, Vertonghen, Naughton; Sandro, Carroll; Lennon, Dempsey; Defoe, Adebayor

Panathinaikos: Karnezis; Seitaridis, Triantafyllopoulos, Vyntra, Spyropoulos; Sow, Vitolo, Sissoko; Zeca, Toché, Mavrias


Goles: Adebayor 28', Karnezis 76' [pp], Defoe 82' - Zeca 54'

Resumen:



[ London Calling ( que poca originalidad ) y Panathinaikos acudió a la llamada, de estar muertos a tener una opción de clasificarse a los Dieciseisavos de final, el equipo del trébol suele estar en la UEFA Champions League y la última vez que consiguió pasar de grupo en UEFA fue en la 2009-2010, cuando acabaron segundos de grupo  con 12 puntos, una puntuación que hoy en día parece una quimera. Londres llamó y acudieron cerca de 2.000 hinchas de Panathinaikos al partido, ocupando un fondo del precioso estadio de White Hart Lane, todos ellos animaron de principio a fin, pasaron frío pero sus gargantas calentaron el estadio y crearon una atmósfera propicia para la remontada, pero no iba llegar a suceder.

La cosa estaba complicada, había que ganar si o si, no valía un empate, tocaba jugarse todo fuera de casa aunque realmente el Estadio Olimpico de Atenas no ha sido un fortín ( 2 de 9 puntos ) por lo tanto Londres podría ser buen lugar para revivir viejas noches europeas donde PAO era grande y era respetado, unas noches en las que Juan Ramón Rocha ocupaba el banquillo tal y como sucede hoy.

El sistema elegido era 4-3-3 pero algo llamaba la atención, la presencia de dos centrocampistas defensivos, si tienes que buscar la victoria, sobra uno, al menos no salen las cuentas, en el banquillo se quedaba Lazaros Christodoulopoulos. Se barajó en la previa que Antonis Petropoulos pudiera ser el delantero centro titular pero finalmente José Toché fue el elegido y quien sabe si el destino podría haber sido otro de haber elegido al griego.

Tardó 25" en llegar PAO por primera vez a portería, pase de Giorgos Seitaridis que antes de que pudiera ser interceptado por un compañero apareció Brad Friedel para agarrar el balón y marcar territorio. Partido muy igualado aunque faltaba que los griegos presionaran mas arriba, empezaron con fuerza pero a medida que pasaron los minutos esa presión era mínima lo que permitía que el Tottenham también pudiera disponer de la pelota y tener sus opciones, además cuando Ibrahim Sissoko agarraba el balón en el centro del campo para darle salida siempre era objeto de falta, los londinenses sabían a quien tenían que parar para que Panathinaikos no pudiera llegar arriba. Pasado el 20' Seitaridis puso el balón desde lejos y Toché iba a rematar muy suave, un remate que olía a gol, era fuera de juego pero ni el arbitro ni los asistentes lo vieron. Cuándo el partido iba a llegar a la primera media hora dio el primer golpe Tottenham , Clint Dempsey le puso un balón entre los centrales a Emmanuel Adebayor que esperaba en linea, parecía un cazador agazapado esperando a su presa, cuando tuvo en su poder la pelota todo fue coser y cantar, encaró a Orestis Karnezis y le destrozó con el interior de su pie derecho, maravillosa definición.

A partir del gol el rendimiento de PAO bajó demasiado, fue completamente superado, había entrado en un estado de trance, estaba como un boxeador a punto de caer a la lona tras recibir varios golpes, Tottenham pudo haber marcado, no sólo en una ocasión sino que dispuso de al menos tres para matar el partido completamente. Se llegó al descanso y era una gran noticia, había que coger aire y que Rocha animara a sus hombres, quizás momento también de introducir algún cambio aunque esto no se iba a dar.

Empezó el segundo tiempo y Jermaine Defoe estrelló un balón al palo, parecía que PAO seguía con los mismos síntomas que tras recibir el gol. Los griegos iban a trenzar una buena jugada que Nikos Spyropoulos consiguió dar continuidad cuándo todo parecía perdido, su centro medido acabó en la cabeza del portugués Zeca que prolongó el balón hasta el palo largo y de ahí al fondo de la red. Explosión de alegría en la hinchada verde, el gol además había llegado en el fondo donde ellos estaban, Zeca y los demás fueron a celebrarlo como locos. Quedaban todavía 20' y sólo faltaba un gol, sólo con el 0-0 había estado tan cerca la clasificación. Spyropoulos comenzó a hacer algo que en el primer tiempo no había hecho, corría la banda, combinaba con Charis Mavrias y el partido había cogido otro ritmo, casi todos los ataques de PAO pasaron a realizarse por el flanco izquierdo, comenzaron a comerse al rival, a embotellarlo y a tocar el gol, el 31 verde realizó un centro calcado al del gol pero Toché muy impreciso durante toda la noche no pudo rematar en buenas condiciones, prácticamente remató desde el suelo y su intento murió antes de tener algún peligro. Tras ese error llegó un saque de falta lateral que botó Kyle WalkerDempsey entró sólo para rematar, conectó el balón con la cabeza y pegó al larguero, la suerte hizo el resto, la pelota golpeó en la espalda de Karnezis y acabó entrando. Adiós a las aspiraciones de los griegos, quedaban 15' y se antojaba imposible marcar dos goles, por si había alguna duda Aaron Lennon se puso las pilas, comenzó a correr y sacó un pase para Jermaine Defoe que esperaba ansioso para dictar sentencia, otra definición perfecta, picó el balón por encima del guardameta y ejecutó a Panathinaikos.

Los últimos minutos de partido fueron para el Tottenham que pudo haber ampliado su renta con algún gol más, a pesar de la victoria serán segundos ya que Lazio consiguió ganar su duelo. Así acabó el sueño de una noche de invierno, PAO pudo soñar durante 28' de la primera parte y de 22' en la segunda, le despertaron con un jarro de agua fria, dormían placidamente, disfrutaban de su sueño pero alguien quiso quitarle la ilusión, decirles " Los sueños, sueños son " y así los griegos volvieron a casa, dando la cara pero penalizados por cuatro jornadas totalmente lamentables, vergonzosas, donde cayeron goleados en dos ocasiones ( 3:0 vs Maribor y 3:0 vs Lazio ) y  también dos empates en casa ( 1:1 vs Spurs y 1:1 vs Lazio ), el lugar donde debían ser fuertes. Los que se lamentan ahora por la eliminación, sólo queda compadecerles, pero decirles que los deberes se hacen siempre al principio y no se dejan a última hora ] .

Lo Mejor : La afición de Panathinaikos, hizo que pareciera que jugaban en casa. Minutos de buen juego .

Lo Peor : Bajones donde pudieron haber sido goleados . Una UEFA deplorable .




No hay comentarios:

Publicar un comentario